Manifiesto Agile: ¿Qué es y qué dice?

El Manifiesto por el Desarrollo Ágil de Software cumple el 12 de febrero 21 años. Es un documento redactado en 2001 por 17 expertos en programación que supuso un cambio radical en la forma de desarrollar ‘Software’.

Esta publicación fue una respuesta frente a los modelos tradicionales que se alejaban de las necesidades de los clientes y sentaron las bases par las metodologías ágiles que han surgido desde ese entonces.

El Manifiesto de Desarrollo Ágil de Software (también llamado Manifiesto Agile), tiene 4 valores:

  • Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas
  • Software funcionando sobre documentación extensiva
  • Colaboración con el cliente sobre negociación contractual
  • Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan

Sobre estos valores, los autores reconocen “la importancia de los elementos de la derecha, valoran más los de la izquierda” y que, pese a que nacieron para desarrollar software, se han extendido al desarrollo de otros productos.

¿Cuáles son los principios del Manifiesto Agile?

Estos cuatro valores se concretan en 12 principios, que definen el marco de trabajo de cualquier equipo ágil:

  1. Nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente mediante la entrega temprana y continua de ‘software’ con valor.
  2. Aceptamos que los requisitos cambien, incluso en etapas tardías del desarrollo. Los procesos ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al cliente.
  3. Entregamos ‘software’ funcional frecuentemente, entre dos semanas y dos meses, preferentemente en el periodo de tiempo más corto posible.
  4. Los responsables de negocio y los desarrolladores trabajamos juntos de forma cotidiana durante todo el proyecto.
  5. Los proyectos se desarrollan en torno a individuos motivados. Hay que darles el entorno y el apoyo que necesitan, y confiarles la ejecución del trabajo.
  6. El método más eficiente y efectivo de comunicar información al equipo de desarrollo, y entre los miembros del equipo, es la conversación cara a cara.
  7. El ‘software’ funcionando es la medida principal de progreso.
  8. Los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenible. Los promotores, desarrolladores y usuarios debemos ser capaces de mantener un ritmo constante de forma indefinida.
  9. La atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño mejora la agilidad.
  10. La simplicidad, o el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado, es esencial.
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos autoorganizados.
  12. A intervalos regulares el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para a continuación ajustar y perfeccionar su comportamiento en consecuencia.

Ya que conoces de dónde proviene ¿qué te parece el Manifiesto Ágil? Esperamos te sea de utilidad para tus proyectos.