Tendencias tecnológicas para 2021

2020 fue un año desafíos y transformación, lo que definió en gran parte los temas más relevantes en tecnología de 2021. Para Gartner estos serán las tendencias para este año.

El Internet de la conducta (Internet of Behavior ó IoB)

Consiste en múltiples acercamientos para capturar, analizar, entender y monetizar todo tipo de comportamiento físico y/o digital. Esta información (data) puede ser utilizada para incentivar otras conductas.

Un ejemplo es utilizar IoB para monitorear la salud de trabajadores en un complejo industrial, y determinar si están llevando a cabo los protocolos de sanitización. Los distribuidores de jabón pueden contabilizar sus usos y determinar si se están lavando las manos con regularidad. Cámaras de seguridad pueden utilizarse para verificar si utilizan las mascarillas. Incluso los parlantes inteligentes se pueden utilizar para recordar a las personas cuando se están incumpliendo regulaciones establecidas.

Experiencia total (Total experience)

Es la combinación de la multiexperiencia, experiencia de cliente, experiencia de empleado y experiencia de usuario para transformar los resultados de la organización o el negocio. La meta es mejorar la experiencia como un todo donde se interceptan todos estos elementos, desde la tecnología a los empleados, pasando a los clientes y usuarios. Esta tendencia otorga una ventaja competitiva a las organizaciones sobre sus competidores y permite capitalizar la disrupción ocasionada por el COVID9: trabajo remoto, móvil, virtual y clientes distribuidos.

Mejora de la privacidad calculada (Privacy-enhancing computation)

Esta tendencia la componen 3 tecnologías que protegen la información mientras es usada:

  • La primera entrega un ambiente donde información sensible puede ser procesada o analizada
  • La segunda realiza procesos y análisis de forma descentralizada
  • La tercera encripta la data y algoritmos antes de procesarla o analizarla.

Esta tendencia permite a las organizaciones en una experiencia colaborativa sin sacrificar su confidencialidad. Esta forma de trabajar está diseñada específicamente por el aumento en la necesidad de compartir información mientras se mantiene la seguridad o privacidad de la misma.

Nube distribuida (distribuited cloud)

Ya era una tendencia durante 2020. Para este año solo se afianza como el futuro de las implementaciones de la nube. Esta tendencia se refiere a la distribución de servicios de la nube en diferentes locaciones físicas, pero la operación, gobernanza y evolución siguen siendo responsabilidad del proveedor de la nube pública.

Como beneficios se tienen escenarios con menor latencia, reducción de costos en manejo de información y ayuda a las leyes que piden que la información esté en una zona geográfica específica.

Operaciones y procesos desde cualquier lugar (Anywhere operations)

Un modelo “Anywhere operations” es vital para que cualquier negocio supere exitosamente la disrupción provocada por el COVID19. Este modelo se basa en permitir a los negocios ser utilizados, entregados y disponibles en cualquier parte, donde haya clientes, empleados y partners de la organización operando de forma remota.

A esta modalidad le sigue el dicho “primero digital; primero remoto”: un claro ejemplo son entidades bancarias de uso móvil casi exclusivo, ya que no emplean ningún tipo de interacción física.

Malla de ciberseguridad (Cybersecurity mesh)

La malla de ciberseguridad es un acercamiento estructural escalable, flexible y confiable para el control y protección virtual. Una de las constantes durante 2020 fue la cantidad de ataques y violación a protocolos de seguridad. Esta tendencia permite al perímetro de seguridad ser definido alrededor de la identidad de una persona. Permite una respuesta y refuerzo más modular centralizando de forma estructurada la seguridad.

Negocios modulares e inteligentes (Intelligent composable business)

Esta tendencia se refiere a los negocios que pueden reestructurarse y adaptarse basados en la situación que enfrentan. Las organizaciones aceleraron su transformación digital para adaptar su modelo de negocio durante 2020, esto las obligó a ser más ágiles y tomar decisiones estratégicas en base a la información disponible.

Para que esas decisiones sean efectivas deben mejorar su acceso a la información, mejorar su análisis y tener la capacidad de responder rápidamente a los resultados de ese análisis. Esto incluye aumentar la autonomía y la democratización a través de la organización, permitiendo a las áreas reaccionar al momento en lugar de ser interrumpidas por procesos ineficientes.

AI engineering (Ingeniería de Inteligencia Artificial)

Una estrategia robusta de ingeniería en IA facilitará el desempeño, escalabilidad, interpretación y fiabilidad de los modelos de IA mientras se les extrae el mayor provecho. Proyectos de AI frecuentan problemas de mantención, escalabilidad y gobierno para el negocio, lo que los hace un reto para muchas organizaciones. Este año se espera la madurez de la IA en los negocios, al tiempo que más organizaciones de distintos tamaños la emplean.

Sin embargo, Ingeniería en IA ofrece una ruta como parte de los procesos de DevOps, más que una simple fórmula establecida. Esto acumula varias disciplinas para dominar y establecer un método de trabajo que permita ofrecer valor cuando se combinan múltiples técnicas de IA.

Hiperautomatización (Hyperautomation)

Es la idea que expresa que cualquier cosa que pueda ser automatizada en la organización debe serlo. Esto permite acelerar procesos, hacerlos más eficientes y fiables, dejando espacio para que la organización y sus empleados se enfoquen en el negocio.

¿Quiénes repiten podio en tendencia?

5G:

Ya para 2020 se tenía previsto la incursión de 5G en diferentes tipos de servicios por su velocidad de transmisión de datos y fiabilidad. Para 2021 se espera una mayor incursión de 5G por parte de diferentes organizaciones para la mejora de servicios existentes y nuevas soluciones, sobre todo vinculadas al Internet de las Cosas.

Internet de las Cosas:

No solo se trata de automatizar asistentes como Alexa, sino de interconectar productos y servicios para una experiencia más personalizada. Esto permite crear entornos inteligentes que respondan de manera rápida y efectiva a todas las necesidades del usuario.

Blockchain:

2020 vio un incremento en el uso de blockchain en criptomonedas. Su valor tuvo una tendencia ascendente como alternativa a la crisis económica tras el COVID19. Sin embargo, se espera que el Blockchain tenga un aumento de su utilidad en la transferencia de información de una forma segura, descentralizada y de manera electrónica, sobre todo en Latinoamérica.

Herramientas de video conferencias: los grandes ganadores

Zoom; Teams; Google Meet; Skype; Google Duo; Slack; diferentes apps pero todas con un objetivo común: comunicarnos.

La modalidad de teletrabajo o home office fue la forma en que las organizaciones pudieron adaptar sus equipos y continuar operando. Para esto las aplicaciones mencionadas fueron fundamentales, y además recibieron actualizaciones, mejoras y cambios sustanciales debido a la gran demanda.

Esto no solo para el año 2020: en este año la mayoría de los responsables de esas aplicaciones ya han anunciado mejoras y mayor integración con otras herramientas.

Con información de Gartner:

https://www.gartner.com/smarterwithgartner/gartner-top-strategic-technology-trends-for-2021/