El rol de la tecnología Blockchain en el voto digital.

El rol de la tecnología Blockchain en el voto digital.

Con el ánimo de tabular más rápido los resultados, reducir los costos y disminuir el gasto de papel en varios países se ha implementado el voto digital a través de las conocidas Máquinas Electrónicas de Votación.
Lamentablemente, se ha demostrado que su sistema es vulnerable y no garantiza la transparencia del sufragio.

 

 

¿Qué hacer entonces?

La tecnología del BlockChain es aplicable a muchos campos más allá de las finanzas, entre los que se encuentra el sistema electoral. De hecho, el debate sobre la viabilidad de su implementación se abrió antes de las elecciones pasadas en Norteamérica y en la Unión Europea.

 

 

¿Qué rol jugaría esta tecnología en las votaciones electrónicas?

Unas elecciones serían irrefutablemente transparentes si los resultados fueran verificables, auditables y seguros. Algo difícil de garantizar en las votaciones en papel donde es imposible comprobar la autenticidad de todas las papeletas que se cuentan; y en el voto digital ya que los hackers pueden interceptar las comunicaciones y modificarlas o hasta eliminarlas.

 

Al implementar la tecnología BlockChain en el sistema electoral, los votantes podrían sufragar desde casa a través de Internet usando una identificación emitida por el Estado. Cada voto quedaría registrado y encriptado en el libro de registros diseñado para tal fin, y los resultados se leerían en tiempo real.

 

La criptografía propia de BlockChain protegería cada voto contra la manipulación y alteración, manteniéndolo inmutable y garantizando la seguridad de la información y la transparencia de las elecciones.

 

Un inconveniente al implementar el voto digital con esta tecnología radica en la aplicación del principio que reza que el voto debe ser secreto. Dado a la naturaleza propia de Blockchain , dentro del protocolo, en las transacciones se almacena quien envió el voto, pero no desde donde, por ende el problema de la privacidad reside ahí, en que se guarda el autor del voto y eso es público.

 

Sin embargo, algunas compañías han estado trabajando en el tema y en estos momentos pueden garantizar el anonimato del voto.