¿Qué pueden hacer las empresas para mejorar la educación en Chile?

¿Qué pueden hacer las empresas para mejorar la educación en Chile?

Durante los últimos años se ha generado un fuerte debate acerca de cómo mejorar la educación en Chile. Sin embargo, gran parte del discurso está enfocado a los cambios que debe impulsar el Gobierno para mejorar la calidad de la enseñanza.
Una de las aristas de esta discusión se encuentra en la educación técnico profesional, donde la discusión se centra en el grado de preparación que tienen los alumnos que egresan de estas carreras. Por una parte, las empresas se encuentran con técnicos que muchas veces no cuentan con las competencias necesarias para desempeñar los cargos para los que “se supone están formados”. Mientras, que en el lado de los egresados de estas carreras se percibe una suerte de “desazón”, provocado principalmente por la escasez de oportunidades atractivas de desarrollo.
¿Qué pueden hacer las empresas frente a este escenario? Veo inicialmente dos aristas a través de las cuales las organizaciones pueden colaborar para mejorar la educación:
En primera instancia, creando vías de comunicación permanente entre empresa y colegios. En general los directivos y profesores de establecimientos técnicos se ven muy abiertos a recibir apoyo de la empresa privada, pero el esfuerzo debe ser permanente y no asilado, solo así podemos otorgar un sentido de realidad a lo que en ellas se enseña, es decir, que los colegios ofrezcan una educación basada en lo que la empresa demanda.
La segunda arista tiene que ver con dar sentido a la educación. Para recibir una buena educación, no solo debemos preocuparnos de enseñar lo correcto sino también de hacerlo con la actitud correcta.
Las empresas no solo deben ofrecer trabajo, deben ofrecer un espacio atractivo para trabajar. Los jóvenes no se sienten interesados por trabajar conectando cables o generando una planilla Excel. Ellos quieren saber cuál es el aporte real de su trabajo en la empresa, su país o sobre las personas, conocer y apasionarse con lo que hacen, y nosotros como representantes de las empresas, tenemos la responsabilidad de comunicar ese sentido.
Beatriz Astorga
Jefa de marketing y RSE Kibernum