¿Qué camino debe tomar Chile para convertirse en un país digital?

¿Qué camino debe tomar Chile para convertirse en un país digital?

 

El país se ha transformado en un líder latinoamericano en desarrollo digital, pero aún le queda camino por recorrer, donde mejorar los usos tecnológicos e impulsar el desarrollo del capital humano son elementos fundamentales para disminuir las brechas con naciones desarrolladas.

Chile ha presentado grandes avances en desarrollo digital, especialmente en el despliegue de infraestructura, transformándose en líderes en Latinoamérica, pero con diferencias sustanciales con los países desarrollados. Actualmente, el 3,1% de la economía del país es representado por la economía de la información, lejos de la meta 2020 del 6%, promedio de los países OCDE.

Para los especialistas lograr un desarrollo digital eficaz y eficiente, con un trabajo coordinado entre los diversos actores involucrados, es fundamentales para lograr alcanzar la meta establecida para el 2020. Frente a este escenario, es importante fomentar el acceso y uso de las tecnologías y las telecomunicaciones en la población, lo que se logra con política pública y  planes de inversión del mundo privado.

Para Pelayo Covarrubias,  Presidente Fundación País Digital, mejorar los usos tecnológicos e impulsar el desarrollo del capital humano son piezas importantes para seguir creciendo.  “Creemos que es muy necesario que el país cuente con una institucionalidad que se haga cargo del desarrollo tecnológico y la economía digital del país; poder contar con algún mecanismo institucional, que tenga la autonomía y la capacidad de influir en la política pública que el país requiere en estas materias de presente y futuro”, afirma.

Chile ha dado grande pasos en la construcción de una cultura digital. En la actualidad el país dispone de una cobertura y acceso a la tecnología con índices al nivel de los países más importantes de la OCDE, y más del 85% de la población tiene acceso a Internet, según la Superintendencia de Telecomunicaciones

Pelayo Covarrubias establece que el principal desafío en telecomunicaciones ya no es el acceso a estos los servicios básicos de esta área, sino cómo los chilenos, empresas y personas le dan uso a estos servicios, cómo lograr beneficios de todas las potencialidades y finalmente que todos, sin exclusión, se suban a desarrollo digital y se transformen en ciudadanos digitales.

“Los países que no sean capaces de subirse y adaptarse a esta nueva revolución digital se quedarán en el pasado. No estamos hablando de un futuro lejano, estamos hablando del presente y,  más aún, de un presente urgente en el desarrollo de una economía digital”, asegura.

Para Covarrubias el futuro de la senda de desarrollo digital que ha tomado Chile, va bien encaminada. “Estamos siendo protagonistas de una nueva revolución y si no somos capaces de materializar y concretar todas aquellas potencialidades, pasaremos de protagonistas a simples espectadores de esta revolución, por eso es importante seguir generando las condiciones necesarias para incorporar las TICs al desarrollo económico y social. Ya es tiempo de apretar el acelerador y esas oportunidades que se ven al alcance de la mano, tomarlas”, puntualiza.