¿Por qué las empresas TI deben integrar la sustentabilidad al negocio?

¿Por qué las empresas TI deben integrar la sustentabilidad al negocio?

Promover la sustentabilidad corporativa no significa sólo impulsar medidas de responsabilidad social empresarial o cuidado del medio ambiente, sino también desarrollar acciones que generen en la organización beneficios económicos, como reducción de costos y mayor rentabilidad.

 

Lentamente, las empresas chilenas han ido incorporando estos conceptos a sus estrategias corporativas y la industria TI no ha sido la excepción. Sin embargo, muchas de las medidas adoptadas por este sector serían aún insuficientes y se estarían limitando únicamente a acciones simbólicas, que no han logrado generar grandes cambios al interior de las compañías.

 

“La industria TI se percibe a sí misma como de bajo impacto ambiental y, por lo tanto, siente que ése es un tema un tanto ajeno a su quehacer, por lo que se ha limitado más bien a realizar acciones simbólicas en los campos de medición de huella de carbono y reciclaje”, explica Aldo Cerda, VP Corporate and Commercial Affairs de la Bolsa de Clima de Santiago (SCX).

 

Agrega que si bien es efectivo que las empresas del sector tienen menor impacto ambiental (menor huella de carbono, menor huella de agua, entre otros), hay medidas que esta industria debiese implementar para integrar completamente la sustentabilidad al negocio y aprovechar sus oportunidades.

 

“En una ecuación simple, hay al menos un 25%-30% de costos de energía, logísticos y otros que se pueden optimizar, reduciendo impactos y a la vez costos para las empresas”, detalla Cerda.

 

Es así como a nivel de data centers y vehículos de servicio técnico, debiesen proliferar los recambios por equipos de alta eficiencia y menores emisiones, además de la instauración de medidas que ayuden a que las comunidades perciban a las compañías TI como “socios del cambio”.

 

Para Eduardo Avaria, Ingeniero Civil en Informática de la UTFSM, es importante “promover el ahorro de recursos mediante buenas prácticas en la oficina, junto con políticas de automatización y trabajo remoto que eviten los variados residuos que una empresa produce”.

 

Para ello, se deben definir y documentar procesos, desde el punto de vista operativo, y determinar los puntos en donde puedan implementarse prácticas más eficientes. Esto permitirá no sólo reducir costos, sino también identificar amenazas futuras y aumentar la felicidad de empleados y de la comunidad en donde la empresa se desarrolla.