Omnicanalidad: La nueva estrategia para fidelizar a los clientes

Omnicanalidad

Omnicanalidad: La nueva estrategia para fidelizar a los clientes

En un mundo donde el tiempo es un valor cada vez más destacado por los consumidores, la implementación de una estrategia orientada a la omnicanalidad se hace imprescindible para generar en ellos una experiencia potente a la hora de adquirir un producto y, al mismo tiempo, lograr más cercanía.

 

¿A dónde apunta la omnicanalidad? Cuando hablamos de este concepto, nos referimos a un conjunto de herramientas que una empresa utiliza para llegar a sus clientes y la manera como ésta va a aprovecharlas en su día a día para dinamizar la comunicación y la interacción con ellos. A diferencia de la multicanalidad, donde lo que importa son los medios para llegar al cliente, con la omnicanalidad éste se transforma en el centro de la estrategia, ya que puede acceder a la empresa de muchas maneras, importando más la forma que el medio que utiliza.

 

Los beneficios que este modelo otorga apuntan a la comodidad para el usuario de realizar una compra o transacción desde cualquier lugar. Y en cada proceso la empresa está disponible a través de distintos frentes, de manera que el cliente no note la diferencia independiente del canal que esté utilizando.

 

Esta nueva modalidad apunta a vivir una experiencia de usuario donde al tener la comodidad de buscar y/o comprar desde el dispositivo móvil, la satisfacción de la necesidad es más inmediata, sin dejar de lado la calidad.

 

Omnicanalidad: clave en la experiencia de los clientes

 

Junto con ello, este concepto de “user experience” (UX) hace posible un perfilamiento de cada cliente, creando productos que son dirigidos. Esto se logra uniendo el propósito de la compra con la necesidad del usuario. Cuando a esto se le agrega la comodidad de acceder a múltiples plataformas para la compra final, estamos hablando de la omnicanalidad como una experiencia personalizada, donde gracias a la digitalización las empresas pueden estar más cerca de sus potenciales y actuales clientes.

 

Esta tendencia de colocar al cliente en el centro y transformarlo en el foco del negocio ha sido detectado por muchas organizaciones, que están adquiriendo esta modalidad de trabajo para diferenciarse, entregándole a cada usuario un traje a medida. Kibernum no ha sido la excepción y bajo esta premisa ayudamos a cada cliente en sus propios dolores, generando así un vínculo que permanece en el tiempo.

 

En esa senda, nuestro equipo de Digital Factory desarrolla las herramientas para demostrarle a cada empresa cliente –mediante un proceso de acompañamiento y de análisis de la cultura corporativa- que es posible encontrar nuevas formas de trabajar, mediante objetivos comunes. Esta acción de escucha y de entender la necesidad desde adentro, nos desafía a buscar permanentemente iniciativas que se pueden ir probando en el camino, pudiendo mejorarlas y hacer que quienes confían en nosotros tengan las herramientas para potenciar su negocio.

 

Regístrate y recibe gratis en tu correo

Noticias sobre Blockchain, Transformación digital, Metodologías ágiles, Tendencias TI y más.