Marcelo Solari, Gerente de Unidad de Negocios Personas TI Kibernum: “Adoptemos el outsourcing como una estrategia de negocios”

Marcelo Solari, Gerente de Unidad de Negocios Personas TI Kibernum: “Adoptemos el outsourcing como una estrategia de negocios”

 

Principalmente de la mano de la tecnología  el outsourcing se popularizó en el mundo laboral hace más de 25 años. India fue el primer país en prestar estos servicios a Estados Unidos, uno de los mayores consumidores de la industria. Tras el éxito obtenido en esta operación, otras regiones empezaron a desarrollar labores para usuarios de todos los sectores.

Por su parte en Latinoamérica, que está atravesando una de las mayores transformaciones tecnológicas debido también a las variables económicas que ha experimentado la región en los últimos años, países como Perú, Colombia, Brasil o Chile, han avanzado de manera muy rápida incorporándose al modelo mundial de la utilización de  externalización de servicios y personas.

El concepto “Outsourcing” se refiere a la contratación de capacidades en una fuente externa a la organización, para enfrentar aumentos ocasionales de demanda o satisfacer necesidades organizacionales en temas que no están en la actividad principal del negocio, haciendo posible extender la capacidad operacional y productividad de las organizaciones.

 

Para conocer cómo se desarrolla el outsourcing en nuestro país y en la región, además de sus proyecciones para los próximos cinco años, Marcelo Solari, Gerente de Unidad de Negocios Personas TI de Kibernum, conversó con Revista Actual IT.

El outsourcing de profesionales TI ya lleva más de 20 años ¿Qué importancia tiene hoy para las empresas?

Las empresas siempre se han enfrentado a la pregunta y al desafío de quién tiene el mejor servicio y frente a esto cómo traer valor a sus clientes para lograr capitalizar sus resultados de crecimiento. Con este gran desafío, el mercado TI, uno con la mayor velocidad de crecimiento en el mundo -desde el punto de vista de los avances tecnológicos- se ve constantemente expuesto a una alta demanda en los mercados.

Se comienza a pensar en la necesidad de rentabilizar los negocios y la demanda TI existente frente a la velocidad de cambio, es por eso que surge la pregunta: ¿Cómo se adecuan las empresas a estos cambios de gran demanda?

Debido a esta situación, las empresas empiezan a incorporar dentro de sus estrategias de negocios el outsourcing como una fuente importante de innovación, eficiencia, competitividad y valor agregado, con lo cual las organizaciones cuentan con especialistas no disponibles de manera interna, permitiéndoles centrarse en el core de su negocio.

Hoy, sin duda, el outsourcing se está incorporando en la estrategia de negocios de las empresas, tomando un rol importante ya que muchas veces permite generar una red de partners especialistas lo que a la larga permitirá oportunidades de mejores resultados.

¿Cómo influye en la empresa este tipo de beneficio?

La influencia que ha tenido en las empresas, se basa principalmente en que permite a la gerencia y a sus colaboradores enfocarse en las actividades estratégicas indispensables para el desarrollo y crecimiento del negocio, en otras palabras su “know how”. Permite además dar solución rápida a problemas, siendo estos más fáciles de detectar y corregir al contar personal calificado y con vasta experiencia. Asimismo, disponer de procedimientos administrativos ya probados y mejores tecnologías difíciles de obtener en un departamento interno.

En cuanto a costos, la contratación de outsourcing los transforma de fijos a variables. Es decir, la empresa paga sólo por lo que usa. Podríamos decir que existe disminución de costos porque la empresa evita la creación de estructuras administrativas con capacidad ociosa improductiva, lo que ayuda a mejorar la utilización de los recursos, logrando un mejor nivel productivo y de eficacia.

¿Por qué a pesar de que el outsourcing pareciera tener más beneficios que desventajas existen empresas que continúan siendo reticentes a su uso?

Con respecto a esta situación, que no solo se vive en empresas de nuestro país, hay dos perspectivas; una que considera la contratación de servicios o personas outsourcing como un mal necesario, donde en algunas partes tiene que ver con la existencia de una demanda variable con una capacidad fija, pareciendo la contratación de outsourcing como algo que “tenemos que hacer”, es decir, se tiene una visión adaptativa pero reactiva sobre el tema.

Pero existe otra visión que tienen países como EEUU y Colombia, por ejemplo,  en los que dentro de sus estrategias de negocios y estrategia de crecimiento país, han incorporado el outsourcing. Esta visión tiene que ver con que el outsourcing es una estrategia poderosísima de especialización dentro de los negocios, ya que permite tener mayor flexibilidad  en éste.

¿Cuál es su evaluación de este servicio en lo que va del año y cuáles serían las proyecciones de aquí a cinco años?

La externalización dejó de ser una alternativa más en Chile y se convirtió en una necesidad a la hora de competir. Las distintas empresas se dieron cuenta de que el outsourcing tiene múltiples beneficios y que, por sobre todo, permite centrar los esfuerzos en el negocio.

En lo que va del año, esta tendencia continúa creciendo y adoptándose en el mundo y en Chile, particularmente. Reflejo de lo anterior podemos afirmar que llegó para quedarse. Se trata de un mercado que ha tenido un desarrollo importante y que tiene proyecciones bastante favorables.

Lo importante para continuar en esta senda de crecimiento es construir confianza con resultados. Vamos a poder crecer en outsourcing en la medida en que podamos ofrecer algo distinto a lo que hoy día está haciendo una empresa con recursos propios. Hoy, hay muchas empresas que están reinventando sus modelos de servicios, por lo que hay mucho espacio de crecimiento y grandes oportunidades para este sector.