Manifiesto Ágil: Su legado en el cambio cultural de las organizaciones a partir de sus principios y valores

Manifiesto ágil

Manifiesto Ágil: Su legado en el cambio cultural de las organizaciones a partir de sus principios y valores

A pesar de la resistencia al cambio que sigue imperando en muchas empresas, poco a poco algunas se han ido abriendo paso al desarrollo e implementación de nuevos métodos, como los que sugiere la agilidad, cuyo manifiesto creado en el año 2001 está transformando la cultura y la forma de trabajar en los equipos de trabajo. ¿Qué señala este manifiesto y cómo aporta Kibernum a la entrega de valor a partir de estos 12 principios y valores universales? Acá te lo detallamos.

 

Desde que surgió este documento, con el objetivo de reformular el desarrollo de software, pero que se ha ido replicando en compañías dedicadas a múltiples ámbitos de negocios, sus expertos se han abocado a difundir los beneficios y el aporte que le genera a las empresas la aplicación de métodos ágiles en sus procesos internos y de cara a los clientes, ya que al generar formas diferentes a las tradicionales, los resultados han sido notorios no sólo en cuanto a la detección más temprana de la necesidad y de la satisfacción de ésta, sino también en la rentabilidad y en la motivación de quienes son parte de estos proyectos.

 

El manifiesto ágil en nuestro equipo de Digital factory

 

Para el equipo de Digital Factory de Kibernum, el manifiesto que contiene 12 principios y valores se resume en cuatro pilares: trabajo en equipo; la entrega en ciclos cortos, para ir validando rápidamente las hipótesis y adaptarse a lo que realmente necesita el cliente; la inspección que permite ir viendo cuál es la necesidad real de éste; y la adaptación a esa inspección.

 

En estos cuatro pasos sintetizamos, como compañía, el posterior éxito que ha generado la implementación de la agilidad, al generar un cambio radical a través de la innovación, ya que las personas, que son las que generan el verdadero cambio gracias a las nuevas formas de trabajo, se sienten más escuchadas, ven de manera más rápida el cambio ejecutado y a su vez el cliente satisface mejor su necesidad, sin ser necesariamente ésta la que se planteó al inicio del proceso.

 

De esta manera, para el equipo de Digital Factory la agilidad no es un fin, sino un medio que permite llegar al logro del objetivo reduciendo los tiempos y a la vez optimizando el recurso humano ya que el nivel de colaboración de los equipos es transversal y, al mismo tiempo, la visibilidad y transparencia que permiten estos modelos es real, ya que todos saben qué está haciendo cada integrante del equipo, para que la entrega de valor sea permanente.

 

Todo este camino viene de la mano de herramientas y prácticas que como compañía entregamos a nuestros clientes, para que entiendan que los gerentes dejan de ser lo primero en la pirámide y los equipos pasan a encabezar el proceso de cambio. Sin embargo, los líderes se convierten en facilitadores y gestores, motivando a los equipos en esta transformación de cultura y de pensamiento que, al generar más motivación, los llevará a ser más felices y, a la vez, más rentables.

 

Regístrate y recibe gratis en tu correo

Noticias sobre Blockchain, Transformación digital, Metodologías ágiles, Tendencias TI y más.