Los dispositivos personales que pronto llegarán a las empresas

Los dispositivos personales que pronto llegarán a las empresas

 

Si nos remontamos al pasado y nos situamos en la década de los cincuenta, veremos que la primera generación de computadoras está apenas en sus inicios. En esa época, dichas máquinas eran grandes, utilizaban bulbos y solo eran manejadas por los expertos y conocedores de su funcionamiento. Ahora, si miras a tu alrededor notarás que la mayoría de las personas tiene en su poder al menos una computadora en su casa u oficina, usada como herramienta de trabajo, estudio, entretenimiento y comunicación. Son funciones que las empresas no podían desaprovechar.

El mismo fenómeno está ocurriendo con otros dispositivos y tecnologías personales que, aunque hace un par de años nos parecían inalcanzables, hoy están a punto de tomar un papel importante en algunos negocios. En un futuro no muy lejano esta relación dispositivos empresas será esencial. A continuación te mostramos algunos ejemplos.

1.- Lentes de realidad aumentada. Se trata de unos anteojos que te permiten ver otro mundo, paisajes diferentes y tener experiencias nuevas sin moverte de tu lugar. Solo debes ponerte muy bien los lentes y encenderlos. Google y Microsoft son dos de los grandes proveedores de esta tecnología y ahora se encuentran en investigaciones para llevar estas experiencias a los smartphones y con ello, colocar la realidad virtual en la mano de cualquiera, principalmente de empresas y personas que se desenvuelven en los negocios. El objetivo es generar una situación inmersiva, que fomente un compromiso más profundo en el usuario con respecto a su puesto de trabajo, tal como indica la información de la consultora Gartner y retomada por el sitio especializado PCWorld.

2.- Cascos de realidad virtual. Se trata de un wearable, es decir, un dispositivo “para vestir” o para llevar como si se tratará de un accesorio. Un ejemplo son los smartwatch, los sensores en zapatos inteligentes y los cascos de realidad virtual, estos últimos con cámaras integradas. Las empresas están volteado a ver estos dispositivos como herramientas que servirán para equipar mejor a sus empleados y convertir oficinas, bodegas y operaciones en terreno, en ambientes versátiles.

3.- Sensores IoT. Si crees que la era futurista todavía está lejos, es porque no conoces el Internet de las cosas o los sensores IoT. Se trata de nuevos dispositivos que están conectados a Internet y facilitan las tareas en el hogar, incluso las más pequeñas. Por ejemplo, existen aplicaciones que te permiten manipular todas las luces de la casa o el aire acondicionado desde la pantalla del celular. Se trata de herramientas ideales para las empresas, ya que ayudan a gestionar de los recursos en el edificio corporativo u operaciones industriales.

4.- Asistentes personales virtuales y robots. ¿Recuerdas la serie animada de Los Supersónicos? Esta familia singular contaba con la ayuda de Robotina, un robot, pero también poseía un asistente virtual. Esta idea hoy es una realidad, pues actualmente todos podemos contar con un asistente virtual, como Siri de iPhone o Cortana de Microsoft. Estas aplicaciones permitirán a las empresas un acceso más simplificado a sus datos, archivos y contenidos. Los proyectosWatson de IBM y Moni.ai son ejemplos de canales de voz realmente sorprendentes, generando oportunidades desde la inteligencia artificial ofreciendo soluciones únicas para entrepreneurs y grandes compañías desde el análisis de voz y emociones.

5.- Drones con nuevas funciones. Recientemente se dio el “boom” de los drones gracias a que fueron liberados al mercado y puestos al alcance del público en general. Algunos de sus usos más populares son tomar fotografías, videos, transportar cosas ligeras y simplemente entretener. Aunque muchas empresas como Domino’s Pizza sucumbieron a los encantos de esta tecnología y la usaron para hacer entregas a domicilio (aunque solo como muestra publicitaria), también es cierto que todavía tiene mucho para explotar. Su multifuncionalidad no ha sido del todo aprovechada, por lo que sus diferentes usos pueden terminar por impactar (aún más) en las empresas. Por ejemplo, los drones hacen el trabajo que las personas no quieren hacer, como realizar la limpieza de materiales nocivos o contaminantes. También son un complemento idóneo para las empresas de seguridad. Sin duda, este es uno de los ejemplos más cercanos que tenemos de la relación actual de dispositivos empresas.

Mientras más avanza la tecnología podemos darnos cuenta que, al final, todo está conectado con entre sí. Que tenemos la posibilidad de aprovechar las herramientas personales en nuestra empresa o área de trabajo. Esto provoca que no entreguemos de una manera más personal a nuestra labor y que la relacionemos con situaciones más personales. Transformamos los dispositivos personales en dispositivos empresas fácilmente, siempre y cuando tengamos la capacidad de detectar las oportunidades. ¿Qué nuevas opciones crees que depara el futuro de la tecnología para las empresas?