La música, más que una pasión

La música, más que una pasión

marcelo-talento-kibernum

Desde los ocho años de edad ha sido un apasionado por la música, desde muy pequeño y gracias a un regalo de su abuelo, consiguió su primera guitarra, la cual aún conserva y desde ahí que no ha parado de tocar. Marcelo Henríquez trabaja en Kibernum como Ingeniero de Procesos para Banco Estado, pero una de sus grandes pasiones es la música y en especial la guitarra.

Si bien el trabajo le deja poco tiempo para practicar, Marcelo se hace un espacio en su rutina diaria para ensayar al menos tres veces a la semana en una sala de ensayo en Santiago Centro, con su grupo “Estación Temporal”, con el cual están en proceso de grabación de un demo gracias a que ganaron el concurso Santiago Joven.

En la banda son 7 integrantes  y cada uno tiene influencias distintas, es por eso, que se forma un estilo bastante llamativo, en donde mezclan rock, funk, reggae y rap, “las canciones son bastantes energéticas y entretenidas, es música con harta vida”, dijo Marcelo.

Además de tocar la guitarra, Marcelo toca otros instrumentos de percusión latina y la batería. Como son varias personas deben coordinarse con sus compañeros de grupo mediante un calendario especial ya que todos realizan otras actividades aparte de la banda.

Para Marcelo la música es algo que lo llena, lo mueve, el subir al escenario le genera deseos de “no querer bajarse más”. Con la música ha logrado experimentar una de las mejores sanaciones de su vida, la adrenalina, la felicidad al ver como la gente disfrutar con lo que hace, como corean las canciones, los aplausos, gritos, etc.

Es por esto que cada día se motiva a seguir mejorando, seguir componiendo y buscar nuevos lugares y desafíos para tocar en vivo. Dice además que no es malo pensar y querer ser el mejor en lo que uno hace, al menos el deja claro que siempre hay que tratar de dar lo mejor de uno en cualquier actividad que se realice.

No siempre puede ser fácil lograr compatibilizar actividades y el trabajo pero Marcelo dice que “los desafíos que se presentan en estas actividades, o pasiones que uno tiene en la vida, debe enfrentarlas de la misma manera que en lo laboral, siempre tener claro cuáles son las metas, identificar las herramientas que uno tiene disponible para llevarlas a cabo, ser ordenado, tratar siempre de enfrentar los elementos más pequeños a los más grandes y siempre tener las ganas de hacerlo y pasarlo bien”concluyó.