Kibernum participó en la elaboración de los primeros 7 perfiles TI para mejorar las competencias laborales del sector en Chile

Kibernum participó en la elaboración de los primeros 7 perfiles TI para mejorar las competencias laborales del sector en Chile

7_perfiles
La preocupación por el capital humano y la disparidad de criterios que existe a la hora de participar en procesos de calificación y selección laboral, son los factores que reunieron a distintos actores de la industria informática, en una conversación para aunar visiones sobre cuáles son las competencias TI que requieren las empresas y las que debería formar el mundo académico.

Con el objetivo de mejorar la calidad del capital humano TI y su inserción laboral, estableciendo criterios comunes de selección, la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de la Información (ACTI) y la consultora Segacy presentaron las conclusiones del proyecto “Mejorando las Competencias Laborales de la Industria TI”, que tuvo como resultado el levantamiento de los primeros 7 perfiles del sector que permitirán a los profesionales certificarse en base a éstas competencias, y al mundo académico, establecer sus bases formativas.

Para cumplir con estos desafíos, la Comisión del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales del Ministerio de Trabajo, ChileValora constituyó un Organismo Sectorial de Competencias Laborales liderado por la ACTI y Segacy, en el cual Kibernum, con sus 23 años de experiencia en el outsourcing de profesionales y técnicos TI, participó como uno de sus principales protagonistas.

Kibernum, junto a otras empresas privadas del sector y organismos de gobierno, jugó un rol fundamental en el proyecto poniendo sobre la mesa de trabajo su experiencia en el reclutamiento de profesionales y técnicos informáticos y su conocimiento de las verdaderas necesidades del mercado en esta materia.

Frente a relevancia del proyecto, Marcelo Solari, Gerente de la Unidad de Negocios Personas TI de Kibernum saca varias lecciones positivas. La primera de ellas es que “con esta iniciativa se comienzan a articular desafíos comunes entre lo público, privado, académico, instituciones sin fines de lucro y fundaciones”.

Sobre el levantamiento de los primeros 7 perfiles, Marcelo destaca que el proyecto “nos permite ponernos de acuerdo sobre cuáles son las competencias relacionales, de trabajo en equipo y también las habilidades duras que implican cada uno de los perfiles, distinciones que hasta ahora no existían. A su vez, nos compromete a tener un estándar de qué es lo que queremos como industria y cuáles son las competencias que vamos a necesitar para lograr eso”.

Otro aspecto relevante para el Gerente de Personas TI de Kibernum es que “se levanta un desafío para el mundo académico, instituciones formadoras, universidades e institutos, de cuales son las mallas curriculares, los contenidos y competencias mínimas que ellas necesitan formar durante el trayecto de las carreras, para que sus profesionales salgan con algunas de estas competencias y así puedan tener un cupo en el mercado”.

Para trabajar en el proyecto, Kibernum formó un equipo multidisciplinario con expertos de diferentes unidades de negocio y del sindicato de la empresa, especialistas en selección de personal y desarrollo de software, quienes evaluaron y presentaron las diferentes habilidades técnicas y blandas necesarias para los perfiles asignados.

El proyecto, que reunió durante un año a ChileValora, a la ACTI como proponente sectorial y a Segacy como entidad consultora experta, logró levantar los perfiles laborales aunando los estándares de competencias nacionales con los internacionales establecidos por la fundación SFIA (sigla en inglés para Marco de Competencias para la Era de la Información), busca, además de impactar directamente sobre la industria TI, tener un alcance transversal, ya que llegará a todos los sectores productivos del país que utilizan las tecnologías de información para automatizar sus procesos de negocio.

Los primeros 7 perfiles levantados son: Administrador de base de datos; Diseñador de base de datos; Desarrollador de aplicaciones de software; Operador de mesa de ayuda; Administrador de aplicaciones; Mantenedor de redes e infraestructura, y Tester de aplicaciones de software.

Este trabajo se enmarca en el esfuerzo de los principales actores de la industria por generar una verdadera conversación entre Estado, la academia y el mercado, que permita hablar un idioma en común en relación a las competencias TI y así poder dar los pasos que permitan acabar con la disparidad de criterios de selección y aportar desde una perspectiva con la disminución de la escasez de profesionales y técnicos informáticos que tiene el país.

En este sentido, Marcelo Solari destaca la participación de Kibernum en el proyecto comentando que “para nosotros es muy importante participar de las conversaciones que nos permitan aportar a un mayor desarrollo como país. Entonces, a partir de nuestros 23 años y con el conocimiento y experiencia que tenemos, sabemos de bastante cerca, cuál es comportamiento esperado y cuáles son las competencias que las empresas esperan de los profesionales TI”.

“Está comprobado que la tecnología es una de las palancas para el desarrollo de los países y ésta la hacen ni más ni menos que profesionales relacionados con la tecnología” concluye Marcelo.