ISO 9001 y CMMi, parámetros que garantizan la calidad de los servicios de Kibernum

ISO 9001 y CMMi, parámetros que garantizan la calidad de los servicios de Kibernum

Mientras la primera busca certificar el buen desempeño de las áreas de Personas TI y BPO, la segunda apunta a garantizar las buenas prácticas en el desarrollo de software. Ambas deberán renovarse a mediados de este año.

Con el fin estandarizar los procesos internos, Kibernum decidió hace algunos años acogerse a los parámetros de la certificación ISO 9001 y de la evaluación CMMi (Capability Maturity Model Integration). Mientras la primera busca asegurar la calidad de los servicios de Personas TI y BPO, la segunda apunta a garantizar las buenas prácticas en el desarrollo de software.

Según Manuel Mena, Jefe (s) del Área de Procesos Corporativos de Kibernum, la importancia de estas mediciones radica en que han permitido a la empresa “crecer ordenadamente mediante la incorporación de buenas prácticas que apuntan a una mejora continua de los procesos”.

Añade que “muchas veces, cuando llegamos a un área X ya sea de negocios o de soporte, hay aspectos que los jefes de área o el gerente quieren mejorar, pero no saben como hacerlo. Por eso, con estos modelos de referencia, la idea es que los procesos de Kibernum se levanten de forma estandarizada, se documenten, sean capacitados y conocidos por todos los involucrados, para que luego sean modificados y revisados constantemente.”

Tanto ISO como CMMi son modelos prescriptivos y no descriptivos, es decir, definen lo que en la empresa debe estar, pero dejando que ésta decida cómo implementará aquello.

“En base a ese cómo es que nos van a auditar después. Si definimos que vamos a tener un registro X en nuestros procesos, después la auditora revisará que exista ese registro X. Si nos falta, nos pueden incluso rechazar la certificación o la evaluación”, recalca Manuel.

La ISO 9001 se enmarca en un sistema de gestión de calidad que garantiza la satisfacción de los servicios que se ofrecen a los clientes, según los requerimientos acordados con éstos, y es una de las certificaciones mejor evaluadas en el mercado.

“La ISO 9001 nos permite participar en licitaciones y atraer nuevos clientes, y su objetivo es potenciar las áreas de Personas TI, ya que históricamente de esta unidad nace Kibernum, y BPO, porque es una unidad que se quiere explotar más fuertemente. Además colaboran otras áreas de soporte, tales como: Recursos Humanos, Soporte Tecnológico y Redes, Desarrollo Informático Interno, Administración y Finanzas, entre otras”, detalla el especialista.

Kibernum obtuvo esta certificación en junio de 2013 y aunque ésta se extiende hasta 2016, cada año debe ser revisada externamente. En este proceso, la empresa puede recibir observaciones, recomendaciones o no conformidad de parte de la firma auditora. Las observaciones son incumplimientos parciales de los procesos, los cuales deben regularizarse en un plazo determinado; mientras que las recomendaciones dependen del ente auditor, el que entrega consejos para mejorar un proceso específico. La no conformidad, en tanto, puede hacer perder la certificación.

“La ISO 9001 dura tres años, pero anualmente hay una revisión de mantención. Todos los años podemos perderla, por lo que la revisión de nuestros procesos debe ser constante”, señala Mena. “Para ello, tenemos varias revisiones internas una vez al año y tratamos de que sean lo más parecidas posible a una auditoría de certificación”, afirma.

Grado de madurez

La evaluación CMMi mide de 1 a 5, el grado de madurez que tiene una empresa en sus procesos de desarrollo de software. En julio de 2011, Kibernum alcanzó el nivel 3 de este parámetro, el cual desean mantener este año, cuando sean evaluados nuevamente por la entidad.

“Queremos mantener el nivel 3 porque uno de nuestros principales clientes, Banco Estado, necesita que las empresas con las que trabaja tengan ese nivel. Es una forma de resguardo para ellos y nosotros”, explica.

Añade que en estas auditorías la empresa puede llegar a perder su nivel de madurez si no ha mantenido sus procesos. Pero como en Kibernum éstos se han realizado correctamente, lo más seguro es que ese grado se mantenga. “Todavía no aspiramos a un nivel 4, ya que eso requerirá más tiempo y más madurez”, concluye Manuel.