Ingrid Antonijevic, economista y empresaria: Exportación de Servicios TI

Ingrid Antonijevic, economista y empresaria: Exportación de Servicios TI

 

El outsourcing ha demostrado ser una herramienta y un elemento de la estrategia muy poderoso en el diseño del negocio, cuando se busca eficiencia no sólo en los costos, sino también mayor especialización y profesionalización. Esto se ve desde los productos y servicios menos complejos, como es el aseo o call centers, y con mucho más fuerza en áreas TI, donde se ofrecen outsourcing más sofisticados que pueden ser de servicios, productos, tecnología, conocimientos e innovación.

En forma errónea, en Chile es frecuente que este concepto se asocie a malas prácticas laborales, por lo cual partiendo de esta premisa en muchas ocasiones se lo ha marginado de la gestión empresarial. El respeto de las leyes y normas laborales, sobre todo del trabajador como individuo, es indispensable para la proyección de las empresas.

A través de mi participación en los encuentros anuales de la International Association Outsourcing Professional (IAOP) he podido conocer del gran aporte que el outsourcing ha significado para muchos países y grupos sociales. Es una realidad que la instalación de grandes compañías que utilizan el sistema laboral de outsourcing en Colombia o Filipinas, de call centers por ejemplo, ha entregado una oportunidad laboral y de inserción al mundo del trabajo a personas que de otra forma nunca hubieran podido acceder a él.

Si bien, este tipo de trabajo no es el giro principal que se ha adoptado en Chile, debido a que contar con un número importante de profesionales de alto nivel permite al país entregar un servicio de mayor valor agregado, el outsourcing que podemos ofrecer a empresas globales es una gran oportunidad para nosotros, tal como ha sido para México y el caso ícono, India.

Es importante que veamos a la industria del outsourcing globalizado como una tendencia en expansión, por lo tanto el tema es cómo nos adaptamos a los servicios que requieren las grandes empresas mundiales-que atienden a varios países-y cómo formamos parte de esa gran cadena de valor. Estas compañías no pueden operar en una sola parte, por ende buscan a los mejores equipos en los diversos países y localizaciones, con el fin de encontrar la mejor calidad de servicio, con costos razonables y adecuados a su huso horario.

Chile tiene una enorme potencialidad de exportar servicios, que es algo que enaltece a nuestros profesionales, les da mayores opciones de empleos y de mejores remuneraciones. Hay un espacio muy importante. Profesional y técnicamente estamos preparados para ocuparlo.