Gloria Caro, Ejecutiva de selección del Área de Selección Una vida en Anime

Gloria Caro, Ejecutiva de selección del Área de Selección Una vida en Anime

gloria_caro
Esta futura Psicóloga  divide su tiempo entre el trabajo, el estudio y una de sus pasiones, el dibujo, cada tiempo libre que tiene lo aprovecha para desconectarse de la rutina y comenzar a  esbozar diferentes personajes del mundo mágico del anime.

Esta futura Psicóloga  divide su tiempo entre el trabajo, el estudio y una de sus pasiones, el dibujo, cada tiempo libre que tiene lo aprovecha para desconectarse de la rutina y comenzar a  esbozar diferentes personajes del mundo mágico del anime.

A los ocho años, Gloria Caro, Ejecutiva de selección de Kibernum, vio por primera vez uno de sus monitos animados favoritos, Sailor Moon, fue tanto el fanatismo por este, que tomó un lápiz y empezó a desarrollar uno de sus talentos, el dibujo.

Con el paso del tiempo Gloria, comenzó a perfeccionarse en el anime y a realizar sus propias historias, las que dio a conocer entre sus compañeras de colegio. “Durante la enseñanza media estuve colaborando con el diario de mi colegio, además de aportar con notas, estaba a cargo de las historietas, esto me ayudó mucho para poder pulir más mis dibujos”, declara.

A pesar de tener una vida muy ajetreada, la que divide entre el trabajo y sus estudios de tercer año de psicología, esta ejecutiva de selección,  no deja de desarrollar su pasión por  dibujar, por esto que cada rato libre que tiene aprovecha de desconectarse bosquejando algún anime japonés favorito.

“Al Ingresar al mundo laborar, el  seguir dibujando cuesta un poco, por eso ahora lo tengo  como un pasatiempo, pero en mis ratos libre disfruto dibujar, actualmente lo veo como una forma de desconectarme de la rutina diaria y poder descansar”, comenta.

Desde que ingresó a Kibernum, en 2012, Gloria ha podido demostrar su talento. “En selección los tengo a todos dibujados, de hecho en el televisor donde aparecen nuestros cierres, cambiamos las tradicionales fotografías por caricaturas de cada uno, cuando llegan personas de otras áreas quedan impresionados con lo parecidos que son”, expresa.

Gloria, ve esta participación en su área como una forma de  motivar y ver de forma diferente el día a día, “me gusta aportar con mis dibujos, es algo que me motiva, creo que con mis dibujos entrego un mayor dinamismo a la oficina, no se ven tan protocolar, además de ayudar a la motivación diaria en el trabajo”

Pero ella no ha sido la única en desarrollar este talento en su familia, su hermana menor ha comenzado a seguir sus pasos en el dibujo y a sus cortos nueve años ya se vislumbra un futuro prometedor en el anime.

 “Estoy feliz que a ella le guste dibujar, además el mismo estilo mío, creo que la veta artística que está comenzando ahora la va a poder potenciar más que yo, porque con nueve años sus trabajos son buenísimos, de hecho los han publicado y se los han pedido para exponerlos, y esto también se debe al apoyo que nos ha entregado la familia”