Estonia y Blockchain: un caso con historia

Estonia y Blockchain: un caso con historia

El próximo 8 y 9 de mayo es el Blockchain Summit Latam en Centro Parque, el evento más grande del país para estos efectos. Kibernum dirá presente con una exposición de nuestro COO, Marko Knezovic, quien hablará sobre el caso de Estonia.

 

Los antecedentes se visualizan por el año 2000 cuando Estonia declaró el acceso a Internet como un derecho humano básico, al mismo nivel que alimento y alojamiento. Esto, años antes de ser el primero en experimentar un atentado cibernético a nivel nacional.

 

El ataque causó una interrupción temporal en un país que ya estaba invirtiendo en la gobernanza digital y que se estaba convirtiendo en un próspero centro de lanzamiento para los servicios digitales. En 2005, fue el primer país del mundo en introducir el voto electrónico. Desde esos años, han ido implementando la tecnología blockchain en el Estado. “Los estonios ven gran potencial futuro en blockchain” dijo la Presidenta Kersti Kaljulaid.

 

Te puede interesar nuestro reporte Estonia: El viaje digital.

 

En octubre de 2014, el gobierno lanzó su programa e-residency, que ofrece a todas las personas del mundo una identidad digital con la oportunidad de iniciar y operar un negocio online bajo regulaciones de Estonia.

 

En la actualidad, los servicios públicos del país están digitalizados y los ciudadanos acceden a ellos con identidades digitales seguras. Los datos están descentralizados y cifrados, nunca se duplican y se comparten seguros bajo el protocolo X-Road.

 

Un ejemplo es el registro sanitario. Pocos saben dónde se encuentran sus registros médicos y quién los ha mirado. Ellos pueden acceder a sus registros y luego ver qué profesionales médicos han hecho lo mismo y cuándo. Cualquiera que acceda a sus datos sin argumentos puede ser cuestionado y procesado.

 

Además, tienen su propio gran evento en el tema: una de las conferencias de Blockchain y criptomonedas más grandes de Europa, el llamado Moontec. Se celebra en Tallin, la capital, una ciudad con WI-FI gratis en todo su territorio.

 

También hoy son los primeros en proponer una Initial Coin Offering (ICO), es decir, una oferta pública y estatal de criptomoneda, de forma análoga a la oferta pública de acciones que realiza una compañía que sale a la bolsa.

 

Otra de las medidas innovadoras es la presidencia comunitaria, con una máxima: el Estado no puede pedir a los ciudadanos la misma información dos veces. Y debe usarla, al menos, en dos ocasiones. Estas medidas son emuladas por varios países como Polonia y Austria.

 

Entérate de más de esta fascinante historia como un país implementa el Blockchain en la actualidad y con miras al futuro en la interesante charla que Marko Knezovic dará en el Blockchain Summit Latam 2018 en mayo próximo.

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Recibe gratis información sobre noticias y tendencias IT.