Entrevista a Aleksandar Matanovic

Entrevista a Aleksandar Matanovic

 

“El Blockchain es tan revolucionario porque ofrece una manera nueva y más segura de mandar y almacenar la información”

 

En el contexto del Kibernum Blockchain Summit 2017 visitó nuestro país Aleksandar Matanovic, Vicepresidente de la Asociación de Bitcoin de Serbia y experto en Blockchain, el objetivo de su visita fue apoyar a nuestros clientes a dimensionar cómo esta tecnología puede impactar sustantivamente en un negocio en el contexto chileno.

Conversamos con él para que nos ampliara el tema y nos diera sus proyecciones sobre esta tecnología.

 

Siendo que el Blockchain es una tecnología joven ¿cómo se explica su rápido avance?

 

Si, es cierto es joven pero al mismo tiempo es una tecnología revolucionaria. Es una innovación muy grande que incluso puede cambiar nuestra vida de la misma manera que lo hicieron los celulares móviles y el Internet. El Blockchain es una innovación muy grande que puede cambiar muchas cosas que estamos haciendo actualmente,  por eso hay tantas empresas y grandes bancos que están invirtiendo dinero en explorar y experimentar con esta tecnología.

Todavía la mayoría de las aplicaciones de esta tecnología están en la fase experimental, pero ya hay en algunos países  empresas donde se aplica y funciona bastante bien. Pero como he dicho es una tecnología joven y necesita tiempo para madurar.

El Blockchain es tan revolucionario porque ofrece una manera nueva y más segura de mandar y almacenar la información y, al mismo tiempo, es más transparente. Además, se quitan los intermediarios los cuales añaden gastos a cualquier proceso y, al mismo tiempo, se reduce el riesgo de ser atacados por hackers.

 

¿Qué países, industrias o áreas de negocios son los que más utilizan esta tecnología?

 

En este momento, la mayor aplicación de esta tecnología son las criptomonedas y son más de 1.000, el más famoso es el Bitcoin que se utiliza mucho como forma de pago en varios países. Los que lideran su uso son los países de Europa del Este, luego viene Japón y Estados Unidos.

En cuanto a las industrias, las que están experimentando con esa tecnología e invirtiendo más dinero son las del sector financiero como bancos. Es más ya hay Bancos Centrales como los de Inglaterra, Suecia, Canadá y China que están pensando en crear una criptomoneda nacional.

Otro sector interesado es el de los seguros, esto ocurre porque existe una herramienta que se llama contratos inteligentes que es una aplicación más avanzada que el Blockchain. Esto se puede utilizar para prevenir fraudes, pues las empresas pueden compartir y cruzar información de sus bases de datos y de la misma forma actualizar los datos en tiempo real, con esto se ahorran tiempo y dinero.

¿De los sectores que me mencionaste cual crees que tiene mayor potencial, luego del financiero?

No es fácil decirlo, no es solo una cuestión de tecnología sino también de las leyes de cada país. Pero obviamente el sector de seguros es el que lo aplicará bastante rápido. También el sector que tiene que ver con adquirir títulos de propiedad, en especial para los Conservadores de Bienes Raíces porque se pueden guardar los datos y los hace inmutable.

 

Y en el caso de Chile ¿cómo ves nuestra realidad?

 

En América Latina todavía no se hacen muchas cosas con esta tecnología, las personas no invierten dinero en estos proyectos y los gobiernos no se interesan. Hay que hacer un trabajo de hablar con ellos y contarles que esto es algo nuevo e interesante y que cambiará muchos procesos. Se deben convencer de que no se pueden quedar atrás.

Este proceso no es fácil porque los Gobiernos no invierten en innovación. Pero acciones y conferencias como la que realizó Kibernum es una manera muy inteligente de comenzar a hablar con los empresarios, las autoridades de gobierno y los medios de comunicación para que se den cuenta de que esto ya está ocurriendo.

No es probable que por ahora todos  quieran usar  Blockchain, pero en algún tiempo más van a querer usarlo, por eso es importante  que cuando  decidan hacerlo se comuniquen con Kibernum.