El uso del Big Data en el Internet de las Cosas (IoT)

El uso del Big Data en el Internet de las Cosas (IoT)

Trabajar con grandes volúmenes de datos, como el Big Data, nos da la oportunidad de hacer cosas que jamás habríamos creído posibles. Este fenómeno, sumado al de internet de las cosas (IoT), están transformando todos los aspectos de nuestra vida, creando sistemas más inteligentes y potenciando fuertemente todos los recursos que se pueden conectar a la red. Algunas de las implementaciones que ya se realizan, haciendo uso del Big Data y el Internet de las cosas son:

Seguridad: la seguridad privada y estatal se ven muy beneficiadas. En las calles, es posible administrar y poner en línea varias cámaras de vigilancia, donde a través de la identificación de ciertos patrones comunes se pueden detectar zonas conflictivas y enviar contingente policial en el momento preciso. En el caso de la protección a inmuebles, gracias al internet de las cosas se puede hacer uso de sensores de movimiento en los costados de las puertas y a través de láser. Si algo anormal es detectado, los datos se envían en tiempo real hasta un receptor.

Ciudades inteligentes: el control del tráfico se ve beneficiado por el internet de las cosas de manera global. Así, es posible manejar el flujo vehicular, rápida y eficazmente, mediante el manejo de datos interconectados. Esto permite informar instantáneamente sobre congestiones o accidentes para que los conductores tomen vías alternativas. Incluso, se podrían incluir dispositivos en los automóviles, que con la información recabada y el uso del IoT podrían reducir automáticamente la velocidad de los vehículos en caso de haber un incidente en la ruta.

Negocios y logística: con al Big Data y el IoT, las personas pueden seguir en tiempo real sus mercancías, saber dónde se encuentran, cuánto tardarán en llegar a sus manos o a intermediarios.

Sector salud:
con sensores en el cuerpo de los pacientes y nanotecnología, es posible hacerles seguimiento y monitorear su estado para comprobar su evolución. Se puede también hacer diagnósticos más precisos y predecir enfermedades o amenazas.

Casi todo ámbito de nuestras vidas se está viendo beneficiado gracias al Big Data y al internet de las cosas, además de los mencionados anteriormente, se destaca la domótica, los programas sociales, la administración de agencias y gobiernos, el transporte, la educación, el agua, la asistencia sanitaria, la electricidad, la planificación urbana y el medio ambiente. Las posibilidades son infinitas cuando hablamos de IoT y volumen de datos.