El cambio cultural y las nuevas formas de trabajar que trae la transformación digital

Transformacion cultural

El cambio cultural y las nuevas formas de trabajar que trae la transformación digital

La inserción de la transformación digital está llevando a las organizaciones a optimizar permanentemente sus procesos tanto internos como de cara a los clientes, originando una cultura de mejora continua y colocando en el centro a las personas. En esa senda, modelos como la agilidad están aportando en la generación de ambientes más humanos y productivos.

 

¿Cómo? Entregando herramientas que generen en los equipos la capacidad de adaptarse permanentemente al cambio. Una de estas herramientas son los marcos de trabajo o “framework”, que apoya y potencian la entrega de valor hacia los clientes, mediante la construcción de productos innovadores.

 

Según explica Paulina Valenzuela, Agile Manager de Kibernum, “tradicionalmente en TI trabajábamos con un framework que se llamaba cascada o waterfall, que ha sido la forma como se han construido la mayoría de los sistemas en los últimos años. Ahora vienen estas nuevas formas, en base a los conceptos de la agilidad, con marcos de trabajo como ‘Scrum’, ‘Kanban’ y otras que se relacionan a los valores y principios en los que se basa la agilidad”.

 

Para Manuel Santiago, Director de Agile en Kibernum, “esos principios y valores permiten un marco de comportamiento, y tiene el potencial de acercar mundos que antes no conversaban en la misma mesa (usuarios y desarrolladores). Cuando estos actores deciden cómo van a construir ese producto, nace un empoderamiento que es propio de los valores que incorpora la agilidad, y surgen entornos de realidad virtuosa, es decir, la gente que se siente involucrada desde la ideación de productos y logra tener un compromiso que permite llegar a generar hasta 200 veces más valor de lo que en un modelo más tradicional podría lograrse, por eso se habla que la agilidad y los marcos de trabajo se enfocan en las personas, porque es a través de ellas que es posible lograr reales cambios organizacionales ”.

 

Cuando se logra que las personas miren de una perspectiva distinta la construcción de entrega de valor, se genera el elemento diferenciador que permite cambios, los que gracias a la agilidad son posibles en corto tiempo y en ese corto tiempo, puedan ser testeados por el cliente.

 

Estas nuevas formas de trabajar son las que estamos incorporando en Kibernum, con casos exitosos como Banco Estado, Falabella Retail y Banco Santander, donde el apoyo de nuestros profesionales aplicando agilidad ha permitido, por ejemplo, identificar y apoyar en el cambio de la forma de pensar y actuar del cliente para insertarse en entornos cambiantes y altamente competitivos.

 

Al respecto, Manuel Santiago explica que “adaptarse a los mercados involucra mirarse de forma interna. En ese camino es importante considerar el proceso de transformación digital, que impacta a personas, procesos y tecnología, con el objetivo de que a la hora de competir, la mirada sea centrarse en la necesidad del cliente como el gran propósito de la compañía.”.

 

En ese sentido, agregó que la tendencia hoy desde la visión de la construcción de productos, es ir a la omnicanalidad, a los dispositivos móviles y todo aquello que apunte a optimizar el tiempo de los clientes, entendiendo que ahorro de tiempo tiene un valor gigante para ellos. “El tiempo es irrecuperable y la organización tiene que generar espacios para apoyar al cliente. ¿Cómo? La idea es que la organización lo vaya descubriendo, mediante la formulación de hipótesis de productos, y nuestra misión como Kibernum es acompañarlos en ese proceso”, añade.

 

Regístrate y recibe gratis en tu correo

Noticias sobre Blockchain, Transformación digital, Metodologías ágiles, Tendencias TI y más.