Commitment, compromiso laboral, tarea de todos

Commitment, compromiso laboral, tarea de todos

 commitment

Según un reciente estudio que midió el compromiso de los trabajadores con su empresa realizado en 24 países, Chile se ubica en el sexto lugar superando incluso a Estados Unidos y Alemania en nivel de energía y entusiasmo de las personas en sus trabajos.

 

No cabe duda que es una gran noticia y un ranking digno de destacar. Pero ¿por qué es importante para la empresa contar con colaboradores que se sientan comprometidos?

 

El engagement es hoy una de las principales premisas de las organizaciones que buscan  diferenciarse de sus competidores y fidelizar a sus clientes y se ha incorporado al interior de la empresa, como un esfuerzo de las gerencias para generar un mayor compromiso por parte de sus trabajadores hacia la marca.

Para lograr este objetivo, es necesario comenzar desde dentro de la organización, generando compromiso interno, lo que hoy se denomina commitment o compromiso organizacional, ya que solo de esta manera podremos reflejar a nuestros clientes lo comprometidos que también podemos estar con ellos.

 

El contar con colaboradores comprometidos, no solo radica en el hecho de que ellos estén dispuestos a escuchar, va más allá de que simplemente realicen bien su trabajo, es lograr que se sientan parte importante de la organización. Los colaboradores que se sienten comprometidos con su empresa, comienzan a demostrar más iniciativa en lo que hacen y a su vez la empresa comienza a notar disminución en la rotación de personal y deserción del trabajo.

 

Por otra parte, los colaboradores comprometidos estarán más dispuestos a aportar nuevas ideas para que la organización sea exitosa, ya que al tener un alto nivel de compromiso, se sienten parte fundamental del funcionamiento de la organización, se identificaran con los valores de la misma y esperan ser reconocidos.

 

Es importante mencionar además que los trabajadores comprometidos no solo van a estar abiertos a escuchar las diversas opiniones y recomendaciones de sus superiores e incluso de sus pares, si no que probablemente tendrán más iniciativa y querrán aportar con el éxito de la organización.

 

Para generar compromiso o commitment, debemos cambiar nuestra forma de comunicarnos tanto interna como externamente; es necesario generar conversaciones en lugar de monólogos; ir más allá y ser empáticos de manera que, tanto los colaboradores como los clientes, sientan que la marca conoce y respeta sus intereses. Solo así podemos conseguir afecto y por lo tanto compromiso hacia nuestras organizaciones.