Asistimos a charla sobre el sesgo de género en la industria TI chilena  

Asistimos a charla sobre el sesgo de género en la industria TI chilena  

Asistimos a charla sobre el sesgo de género en la industria TI chilena

 

Las mujeres componen tan solo el 5% de los puestos de trabajo en la industria TI chilena. Una excepción a la regla es el caso de Kibernum, donde la mujer ocupa el 25% de los cargos totales.

 

Con éxito se realizó el pasado 25 de julio la charla sobre sesgo de género en la industria y academia TI. El evento, organizado por Woman Who Code Santiago, Technovation Chile y Niñas Pro(gramadoras), congregó a mujeres especializadas en informática en las dependencias de Entel.

 

Para la Ingeniera Civil Pamela Carrillo, Gerente de Mercado y Alianzas de Entel, los sesgos de género se deben combatir desde la preparación y disposición. “Las mujeres hemos tenido que ir ganándonos estos espacios en corporaciones y empresas, superando los problemas legislativos por leyes escritas por hombres cuando no había mujeres trabajando”. 

 

En Kibernum, el porcentaje de mujeres en cargos TI es de un 25%, superando con creces el promedio nacional de 5%. “Me alegra que en Kibernum haya muchas mujeres. En mi equipo somos más mujeres que hombres. Es algo que se ha dado de forma natural”, cuenta Carolina Acuña, Jefa PMO Corporativa de la empresa, y añade: “En Kibernum he sido feliz. Me tratan bien y no he sentido ningún tipo de discriminación. Aunque suene cliché, me gusta ese ambiente cercano y familiar. Me gusta el equilibrio familia-trabajo que en otras corporaciones no lograba”. 

 

Valeria Cofré, Gerente de Proyectos Estratégicos de Kibernum, explica esta diferencia con el resto de las empresas chilenas “Es algo que se da naturalmente. En el equipo de Gestión somos 33 personas y está prácticamente balanceado. Hay un buen ambiente de trabajo y también igualdad. Se mide el cumplimiento más allá si eres hombre o mujer, lo que importa es cumplir lo que prometes, con ello se abren oportunidades”.  

 

Para la doctora en Computación y Académica de la Universidad de Chile, Bárbara Poblete, el desequilibrio entre hombres y mujeres comienza a partir de cuarto básico ya que los profesores creen que las mujeres son menos hábiles en matemáticas y ciencias, por lo tanto, de cierta forma, se les induce a pensar que son malas para los números y al elegir una carrera prefieren educación a ingeniería, algo que no pasa en otros países.

 

Con el objetivo de cambiar este panorama, en la U. de Chile se creó la agrupación Niñas Pro(gramadoras), que realiza una serie de talleres y charlas para escolares que se interesan por seguir una carrera ligada a la tecnología. “Queremos que más niñas se quiten esa idea de que el mundo de la tecnología es exclusivamente para hombres”, cuenta Jazmine Maldonado, Ingeniera Civil en Computación y Profesora voluntaria de Niñas Pro(gramadoras). “Estábamos tratando de resolver un problema en torno a las Olimpiadas Chilenas de Informática. Había un curso para preparar niños y niñas, pero solo iban hombres. Decidimos hacer un curso solo para niñas y nos fue muy bien. La primera vez postularon 30, la segunda fueron 250. Nuestro enfoque está en llegar a niñas que no tienen tanto acceso. El taller es gratuito. Cuando hemos tenido que filtrar, lo hacemos por la motivación que tienen, más que por las notas y el colegio de dónde vienen”, cuenta Maldonado sobre el origen y el propósito de la agrupación.

 

La charla finalizó con la exposición del destacado investigador chileno Ricardo Baeza-Yates, quien basó su discurso en los diferentes sesgos que existen en la web, donde abundan las noticias falsas y los contenidos optimizados para ganar dinero. “Hay que ser conscientes de los sesgos para poder resolver el problema completo”, manifiesta el especialista. “Hay muy pocas biografías de mujeres en Wikipedia. La mayoría de los editores son hombres, y muchas mujeres no dicen su género por miedo”, relata.