¿Qué áreas necesitan más profesionales TI en Chile?

¿Qué áreas necesitan más profesionales TI en Chile?

Hoy en día, una de las áreas fundamentales para el desarrollo del país son las Tecnologías de la Información (TI), razón por la cual la demanda de profesionales competentes en esta materia va en aumento.
¿Sabes qué rubros son las que más buscarán este tipo de contingente?
A continuación, te lo contamos.
Mientras en la década de los 90 este tema casi ni se mencionaba, hoy en día los requerimientos de profesionales TI son cada vez más específicos: arquitectos de software, desarrolladores, programadores, o ingenieros en redes, son solo algunos de los títulos con mucha demanda en el mercado laboral.
Pero las proyecciones no son alentadoras: se estima que al 2019 habrá un déficit de un 31% de profesionales relacionados con las tecnologías de la información, lo que se traduce en más
de 19.000 puestos de trabajo
alusivos a áreas como ciberseguridad, Big Data, IoT y cloud, entre otras.

 

Lo que las empresas necesitan

 

En Chile, es cada vez más común que las empresas usen tecnología en sus procesos y que requieran especialistas para que se hagan cargo de ello. En la actualidad, gran parte de las organizaciones cuentan con aplicaciones o desarrollos tecnológicos que permiten mayor productividad y eficiencia, incluyendo todas aquellas compañías que han desarrollado comercio electrónico o el uso de plataformas en Internet para entregar sus servicios.

En este contexto, también cabe mencionar a las compañías multinacionales que están frecuentemente abriendo sucursales en Chile, para las cuales deciden buscar talentos locales. Sin embargo, un gran problema que afecta a este tipo de industrias es el nivel de inglés con que los profesionales nacionales se presentan a las entrevistas laborales: ya no se trata de un valor agregado, sino que está dentro de las exigencias mínimas requeridas.

 

Áreas con alta demanda

 

Ciberseguridad

Hasta hace un par de años, en Chile existían más de 11,5 millones de accesos a Internet (para una población que ronda los 17 millones de habitantes), con un crecimiento anual de 25,6%. Esto evidencia que las tecnologías de la información ya no son un terreno poco explorado o un área novedosa para los chilenos: el tren está pasando frente a nuestros ojos sin aprovechar las oportunidades que deja.

Eduardo Godoy -Territory Manager de Symantec, empresa dedicada a la seguridad de sistemas- afirma que “como país, no estamos formando los profesionales
necesarios para cubrir la alta demanda y las competencias necesarias que
requiere el área de seguridad informática. Es más, Chile no cuenta con carreras
de educación superior específicas en este tema, pero sí con una serie de
postgrados que tienen el objetivo de contrarrestar la falta de especialistas en
ciberseguridad
“.

En ese sentido, es responsabilidad tanto del Gobierno como de los privados impulsar el desarrollo de profesionales TI capaces de abastecer la demanda. Esto, además del evidente beneficio laboral, impulsará a Chile para posicionarse como referente regional en el tema.

 

IoT

El Internet de las Cosas (Internet of Things), es un área que últimamente está dando mucho de qué hablar a nivel regional. En Chile, la demanda se enfoca en soluciones para tareas como gestión de flota, seguridad y automatización para el hogar, incluyendo reparaciones remotas de los objetos. También esta tecnología se está utilizando en retail, servicios de salud conectada, medición de consumos, aumento de eficiencia energética, etc.

 

Big Data

Es otra de las áreas TI que cada vez cobra mayor fuerza en nuestro país. En concreto, se utiliza para capturar, traducir y analizar información para correlacionar grandes volúmenes de datos. Si bien es una tecnología que se puede implementar en todo proceso de negocios y organizaciones, en Chile ya se habla de que el futuro del Big Data se verá en la astroinformática.

El mercado para los profesionales TI se expande a pasos agigantados, ofreciendo oportunidades laborales para quienes tengan las competencias para afrontar los desafíos en la materia.